Tercer viaje al año nuevo

Imagino este nuevo año que vivimos igual que los demás: inesperado, laberíntico, ensortijado (es decir, infinito a su manera). Como una serpiente larga y que espera sobre piedras y hojas, sobre charcos infestados de insectos, bajo la sombra que hace el cielo en los árboles eternos. Una serpiente larga que espera. Un caminante que laSigue leyendo «Tercer viaje al año nuevo»

Segundo viaje al año nuevo

¿A dónde se fue el año viejo y dónde está el año nuevo que no lo encuentro? Después del 31 me levanté desubicado –un poco más que de costumbre–, como me levanto casi todos los primeros de enero, y me puse a buscar al año nuevo. Ya la natilla me olía a viejo, los buñuelosSigue leyendo «Segundo viaje al año nuevo»

Primer viaje al año nuevo

En estos días en que todos los días parecen el mismo –ya es conocida la sensación de que después del 24 de diciembre lo único que cambia es el número después del dos–, ronda como un fantasma la idea de que cada tanto se va acabando la Navidad. No hablo de que terminen los díasSigue leyendo «Primer viaje al año nuevo»

De continente y continente

Sobre una corta visita a Viterbo Caldas Acabo de leer de un autor español que Colombia es como un gran continente con regiones. Si esto fuera verdad, y con el corazón en la mano siento que lo es, quisiera saber qué sería Caldas de ese continente: Caldas viene siendo una palabra pequeña como su territorio,Sigue leyendo «De continente y continente»

La primavera colombiana se siente en Nueva York

Una crónica sobre las manifestaciones del Paro Nacional durante mayo del 2021 en Nueva York Las hojas y las flores caen una por una con la sola fuerza del viento. Se van cayendo y quedan pisadas, untadas de calle negra, basura del mundo. Otras las recogen y hacen con ellas altares en parques en honorSigue leyendo «La primavera colombiana se siente en Nueva York»

Las luces detrás de los rascacielos de Chicago

Más de 130 años de seriedad terminaron en tres tímidos segundos  Cuando entré al metro de Chicago me enteré de una verdad incalculable: me dieron unas ganas de reírme que no contuve, y al instante sentí que había sido la primera persona en haberse carcajeado desde que ese metro se construyó. Mi hermana me dijoSigue leyendo «Las luces detrás de los rascacielos de Chicago»

Por quién caen las estatuas

Me gusta decir que llegué a Oak Park, la villa donde nació Ernest Hemingway, por el azar, aunque en verdad nos llevaron unos amigos a mi hermana, una amiga y a mí en la comodidad de su carro Mazda. Podría decir que el azar les hizo mover las manos, pero ya sería demasiado pintoresco, aSigue leyendo «Por quién caen las estatuas»

La vacuna para el alma de Parrita

Crónica “Yo, por ejemplo, no he vendido nada desde marzo. Yo ya solo sé conjugar el verbo estar: yo estoy, tú estás, ellos están”. Con esto me alumbró Gustavo Parra, vendedor informal de libros, revistas y periódicos, el años pasado, unos días antes de la celebración del Día de las Velitas, en una esquina deSigue leyendo «La vacuna para el alma de Parrita»