Intercambio de almas

Óleo sobre lienzo. Dos desnudas, por Pablo Picasso (MOMA, Nueva York). –¡No puedo creer que eras tú!–, gritó María, sentada en el piso de su cuarto, recostada en la pared, subiendo la cabeza. –¡Sí, claro!–, dijo Juana, al otro lado de la pared. El de Juana era un cuarto que, a pesar de ser sábadoSigue leyendo “Intercambio de almas”

El ingenioso Arango gana premio consecutivo de terror

Autoretrato Mano en la frente, de Käthe Kollwitz Por cuarto año consecutivo la Academia Mundial de Historias Fantásticas ha decretado que el Premio a la Obra de Terror del año se lo lleva Enrique Arango, llamado el escritor silencioso. Este premio fue otorgado por su esmerada narración personal a propósito del silencio. Arango destinará elSigue leyendo “El ingenioso Arango gana premio consecutivo de terror”

El reflejo del sueño

Pensé que también me habías olvidado en el sueño, en el único lugar en que me recuerdas. Supuse que entraste perdido al cuarto, con el alma de una piedra, ensombrecido en tu sueño cotidiano, que al mismo tiempo es tu olvido. Diste dos vueltas de preso desesperado buscando en las paredes blancamente amarillas, en lasSigue leyendo “El reflejo del sueño”

El misterioso caso de un feo en un BMW

Todavía están intentado explicar en Manizales el misterioso caso de un joven que se veía feo conduciendo un BMW. El hecho constató el aburrimiento por el que pasaba la ciudad, sin Ferias este año, encerrada en las horas eternas del confinamiento. Por un momento las personas de la avenida Santander que caminaban temerosas con suSigue leyendo “El misterioso caso de un feo en un BMW”

Réquiem ante la tumba de un amor

Quisiera irme contigo, luz de mí. Haberme ya ido quizás. Ante ti, te suplico que me lleves. Te lo suplico, con un disparo fulminante y perdido que me llegue directo al cerebro. Con una caída desprevenida en el baño. Con un infarto al dormir. Llévame entrelazado en tu sueño, en tu ataúd eterno, tu camaSigue leyendo “Réquiem ante la tumba de un amor”

Fue tanto el impulso que no nos detuvo nada más

No te niego que quería conocerte, o por lo menos ver a alguien parecido a ti. Tú sabes que cuando uno busca algo siempre tiene la expectativa de encontrarlo hasta al abrir el cajón de los calzones. En tu caso nunca lo sospeché. Tenía tantas horas de viaje encima y el estrés del contagio inundabaSigue leyendo “Fue tanto el impulso que no nos detuvo nada más”

Perfil instantáneo en la noche de un hombre

Un hombre cuenta su historia en una fría madrugada, cuando el viento y la lluvia hacen que la piel se vista de escalofríos, que las manos no paren de temblar. Aunque el calor de la cama apremie, no se puede parar el hilo de la conversación. Tampoco hay tiempo para ir al baño. Hay queSigue leyendo “Perfil instantáneo en la noche de un hombre”