La resurrección de Lindsay y de su hija Irene

De un tiempo para acá las miradas consumidas de los caminantes se han acostumbrado a no ver la vagoneta vigilante de la antigua estación de El Cable en Manizales. Ahora pende de esas líneas comunicantes la silueta exacta del aire y una pregunta que no brilla por su ausencia: ¿a dónde se fue el ingenieroSigue leyendo “La resurrección de Lindsay y de su hija Irene”

¿Y si los hombres tuvieran tetas?

Caricatura aparecida en Soho, en el artículo de Leila Guerriero Cómo sería si los hombres tuvieran tetas No las tetillas que crecen al igual que lo hace la barriga, la calva y la papada de un oficinista de cincuenta melancólicos y comunes años, sino unas tetas tetas: que un hombre, después de una extenuante jornadaSigue leyendo “¿Y si los hombres tuvieran tetas?”

Imaginar lo cotidiano

Imaginar es ir más allá de uno, a pesar de que no se salga del cuarto, ni tampoco se cambie de posición: la misma permanencia frente al computador. Podría pensarse que, como idea primaria, la imaginación es sinónimo de fantasía: la magia, el sueño, el absurdo, un triciclo que vuela, usted con colmillos vampirescos, lasSigue leyendo “Imaginar lo cotidiano”

Apuntes sobre la cultura política colombiana

El primer problema para un ciudadano crítico colombiano es haber nacido en Colombia. Lo primero que se aprende en la escuela o en el colegio es a respetar los símbolos patrios, la bandera, el escudo, el himno, y a encausar el nacionalismo a fin de recordar siempre que lo más importante es el destello deSigue leyendo “Apuntes sobre la cultura política colombiana”

La religión del mercado

Una caricatura de Ricardo Rendón sobre la masacre de las bananeras en 1982. Fueron asesinados alrededor de 1800 trabajadores. Tomada de El País A Carlos Valerio Echavarría y Lorena González Meléndez La religión del mercado es esa animadversión que solo ve su nombre cuando se mira al espejo. Evidentemente, no es una crítica al mercado.Sigue leyendo “La religión del mercado”

La vacuna no es la cura

Es probable que con la vacuna del nuevo coronavirus no venga la cura. La vacuna no podrá hacer nada contra las viejas enfermedades de Colombia ni del mundo. La literatura es una forma de acercarse a la cura a través de la responsabilidad ética. Se ha dicho con mucha insistencia que esta pandemia ha aceleradoSigue leyendo “La vacuna no es la cura”

Contar los rostros de la guerra en Colombia

La persona diaria a través de los testimonios de mujeres en guerra es el mismo ser humano que tras las masacres de los últimos días –en Samaniego y en Cali–, y todas las que les han antecedido, parece ser el que quiere acabar esta guerra colombiana, que se empecina en continuar. “El ser humano esSigue leyendo “Contar los rostros de la guerra en Colombia”

La triste naranja

Una columna sobre la contradicción de Iván Duque al referirse a la ciencia ficción como mentira ideológica “Yo soy muy malo para ver la ciencia ficción, Yesid”, dice Duque, y aparenta no darse cuenta de que vivimos en una brillante ficción de la ciencia o, más que un juego de palabras, en un relato deSigue leyendo “La triste naranja”